Olores que emocionan


nariz

Todo comenzó al salir de la puerta de mi departamento. Más precisamente, en el pasillo: luego del instante que duró ese viaje mental que me retrotrajo alrededor de veintiséis años, sentí que tenía que despacharme con algunas líneas a través de este espacio.

“Seeeeeee, es el café con leche de Chapadmalal. Es más, era ese que te lo servía una señora de delantal que llevaba una suerte de jarra de metal en cada mano con leche y café hirviendo, y que cuando pasaba por la mesa tenías que dar vuelta la taza de porcelana gigante y decirle cuánto de café y cuánto de leche querías (o sea, ella servía y vos le decías “¡basta!”, según tu gusto)”, recordé.

Ahora bien, ¿a qué viene esta pequeña anécdota o historia que acabo de contarles? A que hoy por la mañana, mientras cerraba la puerta de mi departamento para ir al trabajo, sentí ese mismísimo olor (aroma se me hace muy delicado y solo me refiere al perfume) proveniente de la unidad contigua y que, precisamente, distinguió mi nariz a los cinco años de edad en ocasión que desayunábamos con la familia en el salón comedor del complejo “Residencias Cooperativas de Turismo” (RCT) de Chapadmalal, un balneario de tipo familiar ubicado a pocos kilómetros de Mar del Plata que aun se mantiene vigente.

Desde ya, no caeré en la falsedad de decirles que “se me cayó una lágrima” al atravesar por esa suerte de flashback. Aunque sí, debo admitirles, que una especie de “sensación emocionante” se apropió de mi persona por unos cuantos minutos. Es que “ese olor a café con leche” que te servía la señora, me retrotrajo a una de las mejores etapas de mi vida: inocente, pura, despreocupada y con la familia unida por el solo hecho de que mis padres aun no estaban divorciados, y que mis hermanos, recién “tocando las puertas” de sus etapas púberes, todavía compartían el mismo techo conmigo. En definitiva, me encontraba en el auge del A-B-C de cualquier familia tipo (para que se entienda, es como cuando uno lamenta el paso del tiempo porque tiene canas, su cuerpo se desvirtúa, o se deteriora la vista. Hago referencia, por caso, a aquellos momentos o instancias irrepetibles, más allá de lo buena que sea la actualidad).

Pero sí, es verdad. Ahora que lo plasmo en palabras, puedo afirmar fehacientemente (aunque no científicamente) que los olores son catalizadores de “deja vú”. El de hoy, en cierta forma, fue la gota que rebalsó el vaso. Pero fueron muchísimas las veces que experimenté esto: olores que me recordaron determinadas situaciones como, por ejemplo, aquel que sentí en un local de ropa que me transportó a la recepción del hotel del viaje de egresados allá por el ´99; o el de un perfume dulzón e irresistible de una chica en el colectivo con el que me solía enloquecer (en el mejor de los sentidos) una antigua novia; o también el del aire que respiré en un campo de Bariloche durante este último verano que me hizo recordar a las mañanas gélidas en el conurbano bonaerense cuando iba caminando en compañía de mi madre rumbo a la escuela primaria. Y así, la lista sigue y sigue…

Es por ello que tras este emocionante y “oloroso” recorrido a título personal, pongo ambas manos en el fuego de que ustedes, con sus más y sus menos parecidos a lo descrito anteriormente, también han de haber experimentado este tipo de sensaciones. ¿O no?…

2 comentarios

Archivado bajo Sensaciones

2 Respuestas a “Olores que emocionan

  1. Me atrajo el título y lo abrí.. y me encanto Juli! Es muy cierto lo que contás. A mi me sucede mucho. Particularmente el olor a tostaditas de pan francés me remonta a cuando era chiquita. Me quedaba a dormir en el departamento de mis abuelos y por la mañana, tenían costumbre de levantarse muuuuy temprano. Siempre fui remolona, pero por esas tostadas me lavantaba a las 7 de la mañana sin falta. Y es el día de hoy que siento ese olorcito y me transporta a esos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s