Día nacional del pochoclo: elefante


¡PE-LI-CU-LON! Para aquellos que gusten del buen cine, Elephant, de Gus Van Sant, es un film que no puede dejar de estar alojado en el algún recoveco de tu cabeza.

Su simpleza la hace grande… Muy grande: es que este cineasta estadounidense nos ofrece una clase magistral de cómo contar una historia sin la necesidad de recurrir a efectos especiales o de caer en la tentación de golpear las puertas de las grandes productoras de Hollywood para poder realzarla, sino todo lo contrario.

El predominio de los planos secuencias (acción que se realiza con la cámara para seguir una toma sin recurrir el corte), hacen que el espectador experimente la sensación de seguir a los personajes durante todo el desarrollo del film. Además, presenta una belleza estética increíble: los colores son puros, de manera tal que resaltan las simples locaciones.

Si a todo esto encima se le suma la “rara” carga emotiva que genera escuchar la pieza Fur Elise de Beethoven durante uno de los momentos claves del film, bienvenida entonces la “piel de gallina”.

Todo lo que diré acerca del argumento de la película, es que está basada en la matanza llevada a cabo por dos alumnos en la universidad de Columbine, Estados Unidos. Todo lo demás, solo se aprecia viéndola.

Quizás a mucha gente le pude resultar pesada, eso sí. Pero para los amantes de la simpleza y la belleza estética que un director nos puede ofrecer a través de su compleja mirada, esta es una peli que no podes dejar de ver.

Deja un comentario

Archivado bajo Día Nacional del Pochoclo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s