Acciones y ¡gracias!


La pubertad en la que se encuentra inmersa este espacio, obliga a tener que explicarles (gustosamente, aclaro) las nuevas apariciones en pantalla. En este caso los viernes, jornada posterior al día nacional del pochoclo, estarán dedicados a los relatos o imágenes “no del todo convencionales” (vamos a llamarlos así por ahora) que ocurren, transcurren y nos topamos en la vía pública.

Aaaahhhhhh, la vía pública… No me vengan con Las Vegas, Disney, el Aconcagua o el monte Kilimanjaro. Caminar por la vereda o viajar en subte, colectivo, taxi, bici o demás forma de locomoción imaginable, nos hacen protagonistas y testigos privilegiados de las delicias que nos ofrece vivir en sociedad. Desde ya, no es necesario esperar hasta altas horas de la noche para salir puertas afuera a encontrarse con “historias de vida” o personajes como nos muestran en algunos canales de televisión abierta. Si esquivamos verlos en carne y hueso a plena luz del día es otra cosa. No obstante, ese será un tema que abordaremos en otro post ya que no es mi intención hacerme de los viernes con escritos que ameritan más objetividad y, por qué no, un dejo más de “humanidad”.

Pero volviendo a la vía pública en todas sus expresiones, vengo a proponerles agudizar su visión a través de relatos, fotos o videos para con los natalia/natalia (N/N) que compartimos fuera de casa. Aunque atención: no solo se hará hincapié en los individuos en particular, sino también en obras o acciones que dejan plasmadas sobre los espacios abiertos y públicos que todos transitamos.

El internauta con más horas frente al teclado podrá decirme: “Genial. Pero hay páginas como Proyecto Cartele o Fail Blog que documentan todo eso”. Y sí, es verdad les contestaría. Pero como dejé asentado en mi carta de presentación, no pretendo descubrir la pólvora, aunque sí, buscarle una veta distinta. Me faltó la iniciativa, seguramente, de haberlo hecho antes. Pero quienes me rodean y conocen en la intimidad, pueden dar cuenta de ese ojo crítico y curioso que siempre posé sobre las calles y todo aquello que las rodea.

Paso de una vez, a presentarles el enigma que me crucé hoy

Al observar la foto, los más indignados pensarán ¿para qué?; ¿Con qué objeto? ¿Qué lo/la motivó a hacer eso? Los más jocosos, en cambio, por ahí reflexionen: “De seguro pedirá el subsidio en enero. Sin ninguna duda…”.

Ahora bien, para la instantánea en cuestión, les aclaro que está sacada desde un décimo piso y que frente a esa ventana no hay nada próximo (edificio u otra estructura) a no menos de 600 metros. Aclaro, también, que siempre pero siempre y más allá de la hora, se mantiene encendida iluminando lo que todavía mi iris no pudo  o supo interpretar.

Contemplad, mis queridos lectores. ¿Qué pensáis al respecto?

(Hacer click para agrandar)

Deja un comentario

Archivado bajo Viernes "Cashual"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s